lunes, 10 de mayo de 2021

El sadhu con tarjeta de visita, Jaipur. India

 


Así, como una princesa en su elefante de paseo, llegué al fuerte Amber,  a 11 km. de Jaipur.

El fuerte Amber es una maravilla que recomiendo visitar, un palacio de mármol dentro de una fortaleza de piedra arenisca roja. Fue inaugurado a fines del siglo XVI. Los turistas tenemos la oportunidad de subir la colina a lomos de un elefante, cuatro en cada asiento dándonos la espalda dos a dos. En el patio, nos bajamos en una plataforma donde comenzamos la visita. En esa plataforma vi a un señor mayor que me llamó la atención. Los indios que conocí eran amigables, sonrientes y atentos, así que me dirigí a él por si no le importaba que me pusiera a su lado para una foto. Muy sonriente, asintió en seguida. De la misma forma, me fotografié con unos cuantos a lo largo del viaje. Entonces vi a un señor cuyo aspecto llamaba poderosamente la atención. Delgado como un palo y con la piel como cuero viejo, Una larga melena blanca recogida en parte en una coca en lo alto de la cabeza mientras el resto se desparramaba en rastas. Barba de "profeta". Por vestimenta estaba envuelto en dos trozos de tela, uno amarillo y otro rojo. En la frente las tres líneas blancas horizontales que lo identificaban como seguidor de Siva, Al cuello un collar de semillas de dos vueltas. En la mano la vara terminada en un tridente que también es un distintivo de su estado en la vida. Era un sadhu.

Un sadhu es un asceta hindú o un monje que sigue el camino de la penitencia y la austeridad para obtener la iluminación y la felicidad.


En la sociedad india la vida se divide en fases, cada una con sus obligaciones y limitaciones. La primera fase es la infancia, el tiempo en el que se debe, sobre todo, estudiar y aprender. La segunda fase, la del hombre adulto. Es el momento de formar una familia y trabajar para mantenerla. En la tercera fase se cultiva la espiritualidad, leyendo textos sagrados y acudiendo como peregrino a los lugares santos. Cuando una persona ya ha cumplido con sus deberes familiares y ya no tiene hijos que dependan de él. Es la cuarta fase de la vida en la religión hindú, después de estudiar, de ser padre y de ser peregrino. La tradición sadhu consiste en renunciar a todos los vínculos que los unen a lo terrenal o material en la búsqueda de los verdaderos valores de la vida. Se abandona la familia, la casa y hasta la ciudad donde se ha vivido siempre, Por norma general, un sahdu vive incluido en la sociedad, pero intenta ignorar los placeres y dolores humanos. Se abandonan todas las posesiones materiales y se vive de limosna. Un sadhu no posee más que su bastón y un cacharrito de metal, presente en la foto, que utiliza para beber y para pedir limosna. 

Muchos sadhus imitan la vida mitológica de Shiva, el principal de todos los ascetas. Llevan un tridente simbólico y se pintan tres rayas horizontales con  ceniza en su frente para representar los tres aspectos de Shiva en su búsqueda asceta para destruir las tres impurezas (egoísmo, acción con deseo y el maya).

Me acerqué a mi sadhu y le pregunté si accedía a hacerse una foto a mi lado. Como ya me había pasado en otros momentos del viaje, no puso ninguna objeción. Lo que no me esperaba era que colocara la mano sobre mi cabeza, como si me estuviera bendiciendo. Y así pasamos a la posteridad, Yo muerta de risa y él muy en su papel, mirando muy derecho a la cámara. Todavía me sorprendió más lo que pasó a continuación: Entre sonrisas, me despido de él para iniciar la visita del fuerte y me pone en la mano un papelito doblado. Era un trozo de papel arrancado de un cuaderno de esos con dos rayitas. Y en el papel, hecho con una imprentilla casera como una de juguete que le trajeron los Reyes a mi hermano cuando éramos pequeños, con tinta violeta, se leía muy claramente:

Trishul Baba
Fuerte Amber. Jaipur. India.

Vamos, como una tarjeta de visita. Había algo más escrito, pero como estaba escrito en el alfabeto usado en India, no sé qué decía. 

   

viernes, 30 de abril de 2021

Glen Coe

 Glen Coe es un valle de Escocia famoso por dos conceptos: la belleza del paisaje y la masacre que tuvo lugar allí en el siglo XVII. Os hablaré de ambos.

El lugar


Es un valle de las Tierras Altas de Escocia, considerado como uno de los lugares más espectaculares y hermosos de Escocia Su nombre más antiguo se debe al río Coe, que lo atraviesa. En lengua gaélica escocesa su nombre es  Gleann Comhann, aunque se ignora el por qué de este nombre. Una de las teorías, aunque no pasa de ser una conjetura, es que ese nombre se deba a un grupo o una persona que habitara allí en el pasado. A partir de los hechos que ocurrieron allí en 1.692, muchos lo llamaron también el Valle del Llanto o Valle de las Lágrimas. El valle tiene forma de U, formada por un glaciar, su longitud es de 16 km siendo el lecho del valle de menos de 700 m de anchura, estrechándose notablemente en el Paso de Glen Coe.

La masacre


A finales del siglo XVII, Escocia se dividió. Un lado apoyaba la causa realista y al rey Guillermo III de Inglaterra (Guillermo de Orange) mientras que el otro, que apoyaba al rey exiliado Jcobo (o James) II estaba ocupado planeando una insurrección. Los planes para calmar las Tierras Altas fueron tramados en 1690 por el conde de Cromarty con el apoyo de Lord Breadalbane. Aunque estos planes fueron abandonados, la intención de someter a los montañeses se mantuvo hasta 1691, cuando se ofrecieron sumas de dinero a los jefes como soborno. Esta táctica fue en gran parte infructuosa.


Breadalbane, originario del clan Campbell, fue un enemigo de toda la vida del clan  MacDonald de Glencoe. Ambos clanes se acusaron mutuamente de robar tierras a las que creían tener derecho. Breadalbane proclamó apoyar a William (el lado más fuerte y exitoso) mientras secretamente profesaba apoyar al rey  James II. Trató de persuadir a los clanes de las Tierras Altas de que se unieran a él en su apoyo, dándoles tiempo para preparar su apoyo al Rey James. Sin embargo, los jefes se mostraron reacios y se tomaron medidas más contundentes. Uno a uno, los jefes cumplieron con las amenazas de 'cartas de fuego y espada' y juraron lealtad al gobierno. MacDonald fue el último de estos jefes en estar de acuerdo. Debido a esta deliberación tardía, Sir John Dalrymple decidió que se haría un ejemplo de los MacDonalds. El 31 de diciembre de 1691, MacDonald intentó firmar el juramento de lealtad,  ya era demasiado tarde, su destino estaba decidido.

En febrero de 1.692, 120 hombres, bajo el mando de un capitán Campbell de Glenlyon, se dirigieron a Glencoe, con el pretexto de cobrar impuestos atrasados. Persuadieron a MacDonald de que les diera refugio, presentando documentos militares como prueba. La sobrina de Glenlyon también estaba casada con Alexander MacDonald, lo que dio una mayor justificación a la naturaleza de su visita.

El 12 de febrero se envió un despacho ordenando la muerte inmediata de los MacDonald. Muy temprano en la mañana (alrededor de las cinco), los soldados hicieron su movimiento. Ningún MacDonald estaba destinado a sobrevivir. Sin embargo, algunos escaparon a las colinas al descubrir la traición de Glenlyon a su anfitrión.

Se suponía que todos los hombres menores de 70 años debían morir, pero debido al clima adverso y la ventaja adicional de ser advertidos de la carnicería que estaba ocurriendo al otro lado de la colina, 200 hombres lograron escapar de la masacre. Las mujeres y los niños fueron expulsados ​​de sus hogares para buscar refugio en otro lugar. Muchos murieron de hambre y frío a la interperie, pues sus casa fueron incendiadas. 

Todavía hoy se considera imperdonable que los Campbell masacraran a los MacDonald después de haber sido recibidos en su casa y disfrutado de su hospitalidad. A los niños escoceses se les enseña "nunca te fíes de un Campbell".

La masacre de Glencoe se volvió en contra del rey reinante, Guillermo III, ya que parecía haber sido una decisión resultante de su mando. Se decidió, tres años después del incidente, que no tenía nada que ver con el Rey y el asunto se calmó. Mientras tanto, los MacDonald fueron casi destruidos y regresaron a sus hogares asolados por la pobreza. Debido a la conducta posterior del clan, el Rey decidió recompensar a los miembros supervivientes de la familia.

En resumen

Hay que ir a Escocia. Edimburgo es una ciudad preciosa, el país tiene unos pasajes alucinantes y su historia es muy interesante. Diréis que eso digo de todos los sitios donde he estado, pero es que he tenido la suerte y el privilegio de viajar. a los lugares más bellos e interesantes del mundo. No cambiaría ninguno de los viajes que hice y no me falta ningún lugar que "me muera" por visitar.

sábado, 17 de abril de 2021

Carmina y los desiertos

 


Cuando escribí el texto siguiente yo trabajaba. Pero entonces tenía un solo blog donde hablaba de todo, mezclando recuerdos de viajes, comentarios a noticias del periódico,  anécdotas del día a día en el trabajo... . Como ahora tengo este espacio dedicado especialmente a los viajes, recupero aquel texto y lo incluyo aquí. No os extrañe, por tanto, el inicio. Lo que cuenta es lo que viene detrás.

Disfrutando de un momento inol-.
vidable sentada en lo más alto
de una duna
El hecho de que hoy, 3 de julio, no tenga todavía planes para las vacaciones, a excepción de unos días en Madrid en la segunda quincena de agosto (que, estrictamente, no serán puras vacaciones. Cada mañana me levantaré bien temprano e iré al Archivo Histórico Nacional, a trabajar un poco en la tesis), me ha hecho recordar con tristeza dónde me gustaría estar en estos momentos y por qué, desgraciadamente, no puedo, que no es ni más ni menos que la delicada situación política existente en mi rincón favorito del mundo: Oriente Medio. Estoy rabiando por volver a Siria, a Iraq o a Jordania. Y espero fervientemente poder hacerlo en pocos años.

Y es que a Carmina le chiflan los desiertos, los de todo tipo: los típicos de dunas onduladas, los planos como el tablero de una mesa como los que vi en Irak, los rocosos como los que conocí en Israel y en Jordania…

El mar me produce tranquilidad y relajacion, los paisajes helados me producen angustia, pero los desiertos me parecen el paisaje más bonito del mundo.

Y en este estado meditabundo y reflexivo en el que me hallo, os dejo dos proverbios de esas tierras que me han venido a la cabeza en este ratillo.

– En las ciudades se vive como quiere el hombre; en el desierto se vive como quiere Dios.

– No se puede ser profeta sin haber sido antes pastor en el desierto.

sábado, 20 de marzo de 2021

Una ciudad y un músico (Leipzig y Bach)

 


Rincón de los Poetas en Westminster
Aprovechando mis viajes, si mi itinerario coincide con ciertos lugares, aprovecho para rendir mi homenaje particular a ciertos personajes del mundo de las artes y la literatura ya fallecidos. En octubre de 1.978 se me presentó la oportunidad, durante una semana que pasé en Londres. Visité por primera vez la abadía de Westminster, en cuyo transepto sur hay una sección llamada "El rincón de los poetas", debido al gran número de poetas, autores de teatro y escritores que allí están enterrados o se les rinde homenaje. Todo empezó por Geoffrey Chaucer, que fue enterrado allí en 1.556. Chaucer, muerto en 1.400, fue enterrado en la abadía en 1,556, aunque quizás más debido más a su posición de jefe de obras (1) que a sus méritos literarios. El entierro o conmemoración en la abadía no siempre ocurre inmediatamente después de la muerte del artista. Lord Byron, por ejemplo, genial poeta que gozó de gran fama pero de vida un tanto escandalosa para la época, murió en 1824 aunque no le fue concedido un memorial en Poets' Corner hasta 1969.  Incluso William Shakespeare, enterrado en Stratford-upon-Avon en 1616, no fue honrado con un monumento hasta 1740. Lo mismo que algunas personas cuentan con un monumento en el Rincón de los Poetas sin estar enterrados en la abadía, al contrario, no todas las personas enterradas en la abadía cuentan con un monumento funerario o algún tipo de recuerdo, epigráfico o escultórico, en el Rincón de los Poetas o cerca de él.

Tumba de Shakespeare
en Starford
En ese mismo viaje visité la tumba de Shakespeare en la iglesia de la Trinidad en Stratford-upon-Avon. Sobre la tumba de Shakespeare también hubo sus dimes y diretes. En algún momento después de su enterramiento se añadió un escalón que cubrió en parte  un extremo  de la tumba Para saber si ese escalón había afectado a la tumba y si había sido necesario remover los cuerpos de eses lugar, se realizó una investigación con avanzada tecnología.  Este análisis de la tumba se ha podido efectuar a través de un barrido de láser con el que se puede escanear digitalmente el esqueleto sin la necesidad de mover los huesos. El rastreo, además, ha dado a conocer que Shakespeare y su familia están enterrados en una tumba bajo el suelo de la iglesia, a menos de un metro de profundidad,  aunque también se confirmó que el cráneo del escritor había sido robado, aunque no se sabe en qué momento y si el cráneo fue sacado con la intención de poseerlo o para colocar aquel escalón. Un documental recogió toda esa investigación, documental que yo vi en el canal Historia. De todo ello deduje que, con seguridad, cuando yo vi la tumba en Stratford, Shakespeare estaba allí. No he tenido ocasión de volver a Stratford, aunque sí al Rincón de los poetas.  He vuelto 5 veces más a Londres, y cada una de ellas he vuelto al Rincón de los Poetas.  ¿Por qué lo hago? Se trata de que existen unas personas a las que admiro tanto que, puesto que es lo más cerca que me puedo encontrar de ellas. Mitomanía, me figuro.

Tumba de Bach
en Santo Tomás de Leipzig
En 2.002, durante un viaje a Alemania, tuve la ocasión de disfrutar de tiempo suficiente en Leipzig, para visitar, en total soledad y sin prisas, la tumba de Johann Sebastian Bach en la iglesia de Santo Tomás.

En los siglos XVII y XVIII Los músicos, incluidos los más grandes, vivían una vida itinerante, siempre buscando un mecenas que los contratara. Podía ser un príncipe. un cardenal, un rey. Bach, nacido en Eisenach, cuando terminó sus estudios consiguió un puesto de organista en Sangerhausen,, después consiguió un puesto de músico de la corte en la capilla del duque Juan Ernesto III, en Weimar, posteriormente un puesto de organista mejor pagado en la iglesia de San Blas  de Mühlhausen. En esa ciudad se casó por primera vez con su prima María Bárbara. El Ayuntamiento debía estar satisfecho con el músico porque  aceptó los requerimientos de Bach e invirtió una gran suma en la renovación del órgano de la iglesia de San Blas y le costeó la publicación de varias obras. Transcurrido apenas un año, en 1708, le llegó una nueva oferta de trabajo como organista desde la corte ducal en Weimar, por lo que abandonó su puesto en Mühlhausen. En 1713, le ofrecieron un puesto en Halle. En la primavera de 1714, Bach fue ascendido a Konzertmeister, un honor que implicaba realizar una cantata de iglesia mensualmente en la iglesia del castillo. En 1.717, con motivo del fallecimiento del maestro de capilla (o Kapellmeister) de la corte de Anhalt-Köthen y con la mediación del duque Ernesto Augusto —sobrino de Guillermo Ernesto, con quien a la sazón se hallaba en pleitos en aquel entonces—, el príncipe Leopoldo ofreció a Bach el puesto vacante, que aceptó.  Esto disgustó al duque de Weimar y cuando el compositor presentó su renuncia ordenó su arresto por algunas semanas en el castillo antes de aceptarla. 

Pero si hay una ciudad a la que el nombre de Bach quedó indisolublemente unido es Leipzig, donde el Ayuntamiento le ofreció el puesto de director musical de las capillas de Santo Tomás y Sn Pablo. Desde 1.723 hasta su muerte en 1.750 ya no se movió de Leipzig. A pesar de los inconvenientes (Bach se quejó siempre de que el salario era escaso y el trabajo era enorme). Tenía que escribir una cantata para cada domingo y fiesta religiosa del año. Así que cada semana componía una cantata, escribía las partituras para cada instrumento y para cada voz del coro y dirigía los ensayos. Y cada domingo estrenaba una cantata, alternativamente en Santo Tomás y San Pablo Y así cada semana del año litúrgico. Además recibía peticiones para fiestas civiles, bodas y funerales. por último, su salario incluía también  dar clase de latín. Trabajó frenéticamente y al cabo del tiempo tenía varios ciclos completos de cantatas y cada domingo podía elegir entre varias, pudiendo entonces dedicarse a componer otro tipo de obras. Pero la vida en Leipzig debía tener algo que hacía feliz a Bach, puesto que ya no mostró intenciones de buscar otro empleo y allí vivió junto a su numerosísima familia. Con María Bárbara tuvo 7 hijos de su primer matrimonio y 13 de su segunda boda con Anna Magdalena Wilckee, soprano 16 años menor que él. De los 20 hijos de Bach, 12 llegaron a adultos y 5 se dedicaron completamente a la música. Teniendo en cuenta que Johann Sebastian ya venía de una familia de músicos, incluyendo a su padre y a varios tíos, podemos decir que la saga Bach es el caso más insólito, sin parangón  en otras artes (más de 150 músicos en su genealogía).

Durante un tiempo después de su muerte permaneció olvidado, hasta que el también compositor Felix Mendelssohn dirigió en Berlín el 11 de marzo de 1.829 la Pasión según san Mateo, que no se interpretaba desde la muerte de Bach en 1.750 , lo que significó el redescubrimiento de Bach. Hoy día, Leipzg es una ciudad volcada en el recuerdo de Bach y en la música, que es lo que atrae a la ciudad a gran cantidad de visitantes de todo el mundo. Allí se celebra en junio Festival de Bach de Leipzig, con conciertos al aire libre y en iglesias, también se encuentra en la ciudad el Bach-Archiv, que es una institución perteneciente a la universidad de Leipzig para la documentación e investigación de la vida y obra de Johann Sebastian Bach. y la familia Bach, especialmente su producción musical.

Tumba de Chopin en París
Siempre tuve intención de completar mi peregrinaje yendo a París a visitar las tumbas de Chopin, en el cementerio de Pere Lachaise y de Nureiev, en el cementerio ruso de Sainte-Geneviève-des-Bois. Siempre pensé que tenía tiempo, que debía aprovechar la juventud para hacer los viajes que me iban surgiendo, mientras que París era un destino cercano y cómodo, que podía conocer incluso ya con bastante edad. No hubo tiempo. A los 52 años, se me cerraron las fronteras. No me arrepiento. Gracias a esa decisión he conocido lugares maravillosos, algunos de los cuales es posible que no sean ya más que una masa de escombros.

La extraordinaria tumba de Nureyev, en la que un maravilloso mosaico simula ser un kilim, como los que cubrían las tumbas de los nómadas de Baskiria, su patria.



___________________

(1) Chaucer, además de su carrera literaria, desempeñó varios cargos en la corte. El 12 de julio de 1389 Chaucer fue nombrado maestro de obras del rey. Bajo su supervisión se realizaron obras de reparación en la abadía y en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor. Quizás por ello, más de 100  años después de su muerte su enterramiento se trasladó al Rincón de los Poetas, aunque ya estaba enterrado en la abadía, donde le correspondió en el momento de su muerte por vecindario. Fue el primer poeta enterrado en esa sección del transepto sur.




Casa-museo de Durero en Nuremberg

 

Casa-museo de Durero en Nuremberg

Entre 1509 y 1528 vivió en esta casa el pintor y grabador Alberto Durero. Hoy día es un original museo donde podemos aprender cómo vivían y trabajaban los artistas de la época. Personas vestidas a la moda del momento explican algunas cosas sobre Durero y la ciudad en su época y enseñan el funcionamiento de la maquinaria.

La casa , con entramado de vigas de madera, y erigida en 1420, fue vivienda y taller de Durero entre 1509 y 1528. Esta residencia burguesa de la época dorada de Núremberg que no fue destruída, es también una de las pocas residencias de artistas del siglo XVI de Europa . Contiene áreas de vivienda reconstruídas y cocinas, así como un gran taller con maquinaria de imprenta en funcionamiento. 

Desde luego, a todos los artistas no les iba tan bien como a Durero, que se podía permitir una casa amplia, bonita y bastante confortable para lo usual en la época, con lujos como los vidrios emplomados en las ventanas, entre otros



domingo, 21 de febrero de 2021

Cuestión de huevos. Escocia (Gran Bretaña)

Cuando viajo por esos mundos no sólo visito monumentos ni camino por las calles de las ciudades, sino que también, por supuesto, visito los museos que merezcan la pena. Por eso hoy, el post gira alrededor de un cuadro y no alrededor de la foto de un monumento o un paisaje.

En 2.004 viajé a Escocia, sola, a mi aire, como a mi me gusta. Recomiendo mucho ese destino. A mi vuelta leí una noticia en un periódico en internet y escribí lo que hoy os presento como mi primera contribución a este blog bajo la etiqueta "Escocia (Gran Bretaña)", y que no será la última, pues Escocia tiene mucho que ofrecer. En primer lugar reproduzco, en letra cursiva, el texto de la noticia y a continuación, en letra normal,  mi comentario.

Los británicos tendrán los huevos más perfectos

 
Para alegría de las amas de casa del Reino Unido, se acabó lo de mirar el reloj para que a la hora del desayuno no hubiera reclamaciones con los huevos pasados por agua.

Científicos del Reino Unido han encontrado la solución ideal para cocinar el huevo pasado por agua perfecto. Se trata de un logo estampado en cada huevo con tinta indeleble y sensible al calor.

Cuando el huevo alcanza el punto de consistencia deseado, aparece el logo en cuestión. El invento fue un encargo de la organización Egg Lion Quality que se preocupa por la calidad de los huevos británicos.

Los huevos llegarán al mercado después del verano y se dispondrá de tres variantes: hard, medium y soft. Para que todo el mundo disfrute el huevo perfecto a la hora del desayuno.

Pues sí señor, parece que para los ingleses el más grave de sus problemas es no poder tomar el huevo pasado por agua del desayuno en el punto justo al gusto de cada cual. Ya se sabe que abrir el huevo y encontrarse con que la yema se ha puesto dura puede destrozarle el día a cualquiera. Por eso han puesto a sus científicos a trabajar en el tema, y parece que han encontrado la solución.

Ni la guerra de Irak, ni el fútbol, ni los grandes problemas que existen en la enseñanza. Ni siquiera la escasez de donantes de semen, calificada de “crisis nacional”, que ha causado que tengan que importar semen de España y de Estados Unidos (en toda Escocia, por ejemplo, hay un solo donante).

Tampoco la mayor preocupación es esa familia real de chiste y chirigota que tienen, con el marido de la reina haciendo chistes racistas y ofensivos cada vez que va a un viaje oficial, el principito que se mete de todo y se disfraza de nazi, los negocios dudosos del príncipe Eduardo y su mujer, el fantasma de Lady Di… Tonterías. Al lado de lo del huevo del desayuno todo son tonterías. Hasta documentales en televisión sobre el tema ha habido. Mientras aquí la 2 programa un documental sobre las hormigas rojas del Amazonas, la BBC graba uno sobre las diversas teorías que existen sobre qué hacer para que el huevo salga perfecto.

El huevo como definitorio de una cultura. Los ingleses con su huevo pasado por agua, sin ninguna gracia. Los americanos con sus huevos a la plancha, con ese aspecto repugnante de babosa blanca. Y mientras tanto, en España, la alegría de un huevo frito, con esa clarita que parece una falda de volantes. Y lo mejor del huevo frito es que no necesitamos que un científico haga una carrera y luego se pase miles de horas en un laboratorio para explicarnos cómo se hace. Hasta la vieja que pintó Velázquez (y que seguro era analfabeta) sabía hacer un huevo frito perfecto. Para colmo de la torpeza, el cuadro de Velázquez lo tienen los británicos delante de las narices, en la Galería Nacional de Escocia, en Edimburgo, y a pesar de todo no se enteran cómo hay que hacer un huevo. Me parece que si no les sirve para nada tener ese cuadro delante de los ojos, mejor sería que nos lo devolvieran.

Todos los estudios científicos están de más. Simplemente, dime cómo haces los huevos y te diré que clase de país eres.


jueves, 7 de enero de 2021

Los colores de Pakistán

 

Mausoleo del saltán Alí Akbar. Multan, Pakistán.

En el fondo, no es más que barro (ladrillo rojizo, cerámica azul y turquesa), pero consigue efectos visuales espectaculares con materiales baratos y disponibles en cualquier lugar. Todo Pakistán se tiñe de estos colores.